elartedelacuerva-eldiseñográfico-noesunhobby

El diseño gráfico no es un hobby, es una profesión

Mi primera entrada de blog no podría ser otra. Me voy a tatuar en la frente que el diseño gráfico no es un hobby, a ver si la gente se toma en serio esta profesión.

Nuestro error es que sabemos pintar, cortar, programar, divagar, pensar, idear pero no tenemos ni puñetera idea de comercializar, cobrar, vender, organizar o negociar. Los números nos dan repelús. Y así nos va MºCarmen.

Si estas leyendo esto, quiero que sepas que yo también como cinco veces al día, sin contar el picoteo. Que tengo una perra hija que mantener y que el seguro del coche no es nada barato. Por no comentar que me gusta vivir bajo en techo. Vamos, que tengo los mismos gastos que tú. Por eso, quiero hacer hincapié en que, EL DISEÑO GRAFICO NO ES UN HOBBY, ES UN TRABAJO.

Me encanta la gente que piensa que diseñar un logo es algo sencillo, que no conlleva tiempo ni esfuerzo. ¿Cuántas veces habéis escuchado eso de “me lo ha hecho un amigo que sabe un poco de ordenador”? Yo miles y perdónenme que me ría pero, así salen esos “ñordos“ que salen. Sombreados, millones de colores, trazos imposibles, textos ilegibles pero escucha, allá tú con tu imagen.

En mi caso, he descartado algún que otro trabajo porque el cliente, ese que siempre tiene la razón solo porque paga, me desconfiguraba el diseño a base de cambios. En resumen, que he descartado trabajos porque convierten algo bonito en algo que da vergüenza enseñar y por lo tanto no me representa. ¡Olé que chula soy!

He escuchado mil veces eso de: «Marti, hazme un cartel, hazme no sé que» y va, la tonta de la menda y lo hace. ¿Por qué? Porque me gusta tanto tanto mi trabajo que lo hago encantada y sin darme cuenta que así, le quito valor a la profesión. Cosa de la que en este post, me estoy quejando.

Voy a poneros un ejemplo muy útil a ver si así, captáis más el ejemplo. Mi amigo carnicero, sí, un amigo de toda la vida pero que me cobra los filetes cada vez que voy a por pollo. Mi amiga, la peluquera, por muy amiga que sea, me cobra el cortarme el pelo. Lo veis normal ¿a que sí? Pues, ¿cuál es la diferencia con mi trabajo?

Voy concluyendo este post que, para ser mi primero, me estoy viniendo demasiado arriba.

No debemos devaluar todo lo que engloba el diseño gráfico. Diseñar no consiste en crear cuatro pinceladas con un programa informático. Diseñar, va mucho más allá, no sólo debes tener el conocimiento de los diferentes packs informáticos, que por cierto, no son nada fáciles sino que también necesitas conocimientos teóricos, prácticos, mucha intuición, y una gran cantidad de inspiración, creatividad y mucho amorcito.

En fin titis, quería cerrar este post diciendo que, si alguna vez queréis encargarme un logo, un diseño, una web, un cuadro o lo que sea, que sepáis que tengo como mala costumbre COBRAR MI TRABAJO. Llamadme rara.

Respetemos las profesiones artísticas porfa, que son mu bonitas.

Un abracito y que siga la inspiración. Y que no se te olvide que, el diseño gráfico no es un hobby, es una profesión.

¿Te ha molado y quieres contactarme? Pincha AQUÍ.

Una Respuesta

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados