MARTA CORTÉS CUERVA

Creative Designer & Artist

Para los que no me conozcan, nací un 13 de noviembre de 1985 ¡Madre mía como pasa el tiempo! Crecí en EXTREMADURA, lo digo en mayúsculas y negrita porque me considero extremeña de pura cepa, con su “chiquinino” y su “poquino”.

Desde pequeña tuve claro que quería dedicarme a algo relacionado con el arte. No sabía exactamente a qué pero con 6 años ya iba a clases de dibujo y pintura. Descubrí a Picasso en las láminas que regalaban por aquel entonces en el periódico y me volví loca.. ¡Que de colorinchi, vaya caras más deformes! Era todo tan abstracto que me encantaba.

A partir de ahí, mis primeros cuadros eran pequeñas esencias del maestro

Los años pasaban y cada vez iba dándome más cuenta de que mi ‘yo profesional’ debía estar en el mundo del arte, del diseño y la publicidad.

Estudié en Salamanca, hice un Máster en publicidad en Madrid y como eso de estudiar estaba muy de moda, hice algún que otro curso más relacionado con este mundillo. No todo ha sido fácil, ya sabéis que la vida del artista es muy bohemia y con altibajos, pero aún así, jamás abandoné mi vocación.

Me lo voy a currar un poquino para que me conozcáis más a fondo y os voy a hacer un breve resumen de mi personalidad o mi ser en general:
Soy AMANTE de los animales, de la naturaleza, del arte, de la música, concretamente del flamenco. Nada como un olor a café y Morente de fondo a la hora de pintar un buen cuadro o diseñar cualquier logo.
Me encanta perderme con Dana y con mi cámara. Para los que no lo sepáis, Dana es mi hija perruna. También me gusta cantar, mis mejores conciertos son en la ducha o en el coche, ¡lo vivo!

Soy adicta al café y como amante de la naturaleza, no concibo una casa sin flores. Me considero solitaria, sencilla e independiente. Soy bastante tímida al principio pero una vez me suelto…¡agárrate!

Cada vez que puedo me escapo, me encanta viajar, aprender de otras culturas y capturar momentos. Además siempre llevo conmigo a Dana, mi mejor compañera de vida y una modelo excelente.

Que si me preguntáis por mi comida favorita no lo dudo ni un segundo, donde este una buena tortilla de patatas y unas buenas migas extremeñas que se quite el Sushi. ¡Qué sushi ni que suso! Eso sí, acompañadas de una buena caña.

Y en el terreno laboral, como buena escorpio pongo el alma en cada trabajo. Y sino te lo crees, ¡compruébalo!

En fin, que como dicen por ahí… La de siempre, la de casa.