danablog

Gracias por todo Dana

Nunca pensé que escribiría este post, no sé ni por dónde empezar.

Pero tenía que escribirlo para desahogarme, darte las gracias y rendirte el homenaje que te mereces.

Hace una semana que te pusiste mala de repente, estabas tan feliz que no entendía nada. Pensé: «bueno la edad, llevamos un invierno malo de frío, la artrosis». Pero a medida que pasaban los días sabía que algo iba mal. Me lo decía tu cara, tu manera de mirarme. En el fondo me iba dando cuenta de que te estabas apagando.

Te hice mil pruebas en el veterinario ¡todas las posibles! Y el resultado era :“no vemos nada, tiene una artrosis muy fuerte”. Le mandaban pastillas, inyecciones y parecía estar como nueva pero cuando se le pasaba el efecto volvíamos a estar mal.

Yo estaba convencida de que algo iba mal, por mucho que me dijeran y así fue.

Parece que elegiste el momento en que estábamos solas para despedirnos, la noche del sábado la voy a recordar como la más dura de mi vida.  Desde las 2 de la mañana estuvimos abrazadas, escuchamos la lista de piano que nos poníamos para trabajar en Madrid (esa que tanto nos relajaba) te hablaba y me mirabas.

Así que. el domingo te fuiste en tu casa, en tu cama y bien rodeada.

Para todo aquel que lo haya vivido, es un momento muy muy duro, no sabría explicar con palabras la tristeza que llevo dentro.  Solo el que tiene una conexión con su perro lo entiende.

Hemos estado juntas 13 años ni más ni menos. Me has acompañado a todos los sitios, eras mi sombra y aunque hayamos vivido siempre fuera de casa, me sentía segura porque estabas conmigo.

Hemos viajado muchísimo,  me he desahogado contigo (ais si hablaras…), hemos paseado por media España, hemos vivido como marquesas y me has dado la mejor calidad de vida.

Tengo mil anécdotas pero siempre recuerdo una de cuando estábamos bañándonos en un playa que era privada, esa agua transparente tentaba a saltarse todas las normas de PERROS NO. Vimos a aquel policía acercarse a nosotras haciéndonos gestos para que saliéramos del agua. Veía la multa tatuada en mi frente. Le dije todo sorprendida “ no, no, este perro no es mio” pero la situación era tan cómica (Dana estaba a mis pies haciendo la croqueta) que hasta el propio policía dijo: «anda.. por esta vez te vas a librar pero que no te pille mi compañero».

También te digo que si me la hubiese puesto la hubiese pagado encantada porque ese baño no nos lo quita ni Dios.

Todos dirán los mismo de sus perros, pero yo creo que tu eras especial, tenías una mezcla de humana que expresabas con la mirada, todo lo entendías, eras perfecta.

Ahora solo veo tristeza y dolor pero me quedo con todos estos años, con que has vivido como la PUTA AMA y me alegro de haberte sacado de esa protectora aquel 13 de noviembre.

Cuando leo alguna noticia mala de maltrato o abandono me entra rabia, porque no entiendo cómo la gente puede hacer eso con todo lo bueno que dan.

El mundo necesita un poquito más de amor y respeto a los animales, que ellos dan todo sin nada a cambio.

El tiempo lo cura todo, iremos cicatrizando.

Gracias a los amig@s por los mensajes, a mi familia y a mi tío Julio por estar.

Te voy a echar de menos todos los días de mi vida

Ahora ¿con quién me voy a hacer los selfies?

Descansa gorda

#fuckcancer

10/02/19

9 Respuestas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados